El arte comienza a partir de grupos. Lo colectivo es la base de la producción artística. Ciertas formas especiales de relaciones sociales son el terreno en el cual los artistas están arraigados. De este terreno brotan las flores del arte, luego son cortadas, y llevadas a los floreros en arreglos como aquellos que vemos en grandes jarrones en la entrada del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York (…) Los colectivos de artistas no hacen tanto las flores como el suelo mismo. Y el suelo no se ve usualmente en el museo. Los colectivos de artistas no hacen objetos: hacen cambios. Hacen situaciones, oportunidades, realizaciones, entendimientos. Trabajan con nuestros deseos, y estos tienen profundas implicancias para los objetos de arte. Los colectivos trabajan sobre la relación pública hacia el arte. 

(2005, Moore, Alan, trad. Pagola Lila: “Introducción general al trabajo colectivo en el arte moderno”)

ESPACIO DE ARTE

Un poco de historia…

Cuando desde la Fundación Juanito nos propusimos acompañar y cuidar a niños, niñas y adolescentes mediante la creación del Programa Hogar allá por el año 1995 (hoy Casa del Árbol y Casa del Abrazo), pensamos que una de las herramientas más importantes que había que desarrollar era la inclusión del arte como potenciador de los procesos creativos de los niñxs y facilitador de la articulación de aspectos no integrados de la subjetividad.

En sus comienzos la Fundación se presentaba entonces como un lugar en el que podía abrirse una posibilidad de que lo siniestro -producido por las vivencias traumáticas- se transformara en acontecimientos capaces de transformar sus vidas en lo cotidiano, así como lo evidencia la experiencia de tantos artistas,que dieron cuenta con su historia de vida, que si no se hubiesen inclinado al arte como modo de expresión y existencia en el mundo, toda su creatividad se hubiese orientado quizás, hacia facetas humanas negativas.

A lo largo de estos 23 años, se fundaron en la institución los departamentos disciplinares necesarios para cumplimentar el indispensable acompañamiento de los niñxs y sus familias, en una Organización que se concibe social y políticamente comprometida en favor de los derechos de la Infancia y la Adolescencia.

Hoy…

crecemos en nuestros fundamentos, dando pasos más firmes hacia ese objetivo primero, al intentar promover modos de vivir en el arte, para que nuestras prácticas a partir de aquí generen otros devenires vitales entre todos los integrantes, y se expresen en multiplicidad de sentidos. Esto incluye reconsiderar una y otra vez en ese recorrido subjetivo colectivo-individual, el concepto de salud, las acciones de cuidado, la comunicación y el aprendizaje común muy especialmente.

La idea es conversar artísticamente, expresando mediante la música, el trabajo corporal, la actividad plástica, el teatro, la danza, el canto y otras disciplinas, la dimensión de existencia de cada ser en su realidad .

Es construir un lugar de encuentro y vivencias comunitarias, que a través del interjuego de disciplinas, abra y potencie la experiencia artística en niñxs, adolescentes, y adultos dedicados a su acompañamiento e interesados en la protección de la infancia.

Aquí conviven diversas expresiones artísticas: espacio de musicoterapia, trabajo corporal, experiencias de teatralidad, encuentros de música, juego, literatura. 

Se viven jornadas, ateneos, conversatorios, cine debate, eventos institucionales, entre otras.

Son encuentros pensados con diferentes modalidades donde se prioriza la construcción creativa en comunidad, sin jerarquías sociales, en los que se anuda la cooperación y la coautoría, como soporte de la cohesión y el desarrollo de las potencialidades de todxs en el ámbito social.

Para pensar también las distintas problemáticas que nos aquejan y encontrar líneas de fuga que ofrezcan otras alternativas posibles. 

Un espacio donde se democratice la cultura en un entorno amable, que invite a crear y disfrutar.

¿Quiénes pueden participar?

Los niños, niñas y adolescentes que viven en los hogares de la Fundación,

y los que no,

los adultos que realizan alguna actividad con relación a la temática de la infancia y adolescencia,

y los que empaticen con la realidad de nuestros niñxs más vulnerables,

ciudadanos y ciudadanas de la comunidad,

organizaciones, grupos de artistas, colegios, universidades, empresas. Todos.

Apostamos a lo social porque todo artista es emergente de una trama vincular social, de un grupo, de su momento histórico, de su tiempo.

Expresa lo propio y lo que recorre y vibra en la horizontalidad de lo común.

Basta con que podamos juntos explorar esas posibilidades para obrar en pos de ciertas transformaciones que urgen para vivir más dignamente, y generar mejores y más vitales modos de existir.

A eso le llamamos ARTE.

 

Consultas: espaciodearte@fundacionjuanito.com.ar

Organización: Liliana Atkins